¿Bloqueado/a?

Las pausas generan paz mas a menudo de lo que pensamos.

El engranaje en el que vivimos es mas amplio de lo que percibimos. Los planes y proyectos de la vida de cada ser humano, pasan por procesos de cambio, que necesariamente implican pausas y tiempos de «vacío fértil», como Paco Peñarrubia denomina.

No solemos interpretar estos periodos de «descanso» como el recreo donde todo es posible, donde nuestro libre albedrío puede tomar decisiones distintas que nos acerquen a nuestros sueños. Muy al contrario, lejos de aceptarlos en paz, nos asustamos mucho, y creemos que todo se va a ir al garete, por empeñarnos en controlar las circunstancias de nuestro entorno a toda costa.

Para frenar una dinámica de comportamiento que ponemos en acción por inercia, la vida, a veces, no tiene mas remedio que frenarnos en seco, inesperadamente, aunque no sea mediante nada catastrófico, simplemente nos detiene.

Mi versión mas reciente, es que quizá eso que llamamos «la vida», no es otra cosa que las circunstancias que necesitamos para dar ese giro a nuestro camino, incluso puede ser que hasta nosotros seamos los creadores inconscientes de ese entorno determinado.

¿El consuelo? Cualquier cambio es para bien si ponemos el corazón y los mejores sentimientos en ello. Así que podemos ensayar nuestra mejor versión de nosotros mismos en ese espacio de «vacío fértil», con la plena confianza de que todo el proceso es con el fin de conocernos mas y ser mas felices. Con la total certeza de que la vida volverá a fluir, esta vez, con mas amor y alegría.

9 Replies to “¿Bloqueado/a?”

  1. Qué razón tienes. Un parón siempre es necesario para después volver a empezar.
    Parar, respirar hondo y no pensar. Para luego arrancar de nuevo como si fuera la primera vez y con las mismas ganas e ilusión.
    No necesitamos ir a 200 km/hora, para qué?

  2. En ese paron me encuentro!!! Y es verdad que tu mente te traicionada y piensas que tienes que salir rápido de ese recreo, pero créeme que cuando se coge gustillo … te apetece quedarte más tiempo.
    Un beso nos vemos pronto.

  3. Como duele decirse:»como anillo al dedo»…tu reflexión.Yo también estoy en ese momento de mi vida de paron. Mi cuerpo ha dicho: «basta».Espero elegir el camino q me haga más feliz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *